January 31, 2017

Please reload

Entradas recientes

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas destacadas

Ya es posible suministrar agua caliente a partir de energía fotovoltaica.

January 4, 2019

Hasta hace poco, había dos tipos de consumo vetados en una instalación fotovoltaica: proporcionar calefacción eléctrica directa (con resistencias) y agua caliente sanitaria (ACS). Ambos demandan altas potencias durante períodos de tiempo prolongados, ya que se usa mucha energía para calentar unos grados todo el aire de una habitación o el agua que necesitamos para el aseo personal, la vajilla o la ropa.

Sin contar las pérdidas, y suponiendo el 100% de eficiencia, se precisan 4,2 J de energía para calentar 1 gramo de agua tan sólo 1ºC, por lo que los 100 litros de agua caliente que precisaría una familia [ecológicamente consciente] cada día para ducharse, lavar platos y la ropa, precisarían 3,6 kWh -si se conforman con agua tibia a 40ºC- ó hasta 4,8 kWh -si prefieren algo más de confort y calentarla desde los 10º de las tuberías hasta los 50º-. Esa es casi la producción media diaria de una instalación fotovoltaica media durante los meses más fríos, lo que hasta ahora hacía inviable calentar el agua eléctricamente, al menos en invierno (en verano sí porque el agua ya viene más caliente, no es preciso calentar tanto, apenas hay nubes o niebla y se dispone casi del doble de energía solar). Ante la posibilidad real de un mediocre funcionmiento durante el invierno, desaconsejábamos calentar el ACS a partir de una instalación fotovoltaica.

 

La tecnología nos ofrece ahora una solución altamente compatible* con las instalaciones fotovoltaicas: los termos híbridos. Básicamente, son análogos a un termo tradicional, al que añaden un pequeño radiador y compresor de gas refrigerante (una bomba de calor, pero en miniatura) captan el calor del ambiente, -por ejemplo a 18ºC del aire interior de la vivienda-, y lo intercambian a mayor temperatura -habitualmente 50ºC, aunque puede ser mayor- en el interior del calderín. El límite para el refrigerante y compresión usada son 62ºC, -que es  suficiente para un uso exigente-. Con todo ello, el consumo de esta bomba de calor miniaturizada no llega a 200W; esa potencia la proporcionarla un campo solar de 1,5 kWp incluso con cielo nublado, por lo que las baterías apenas se resienten, y se dispondrá de agua caliente en casi cualquier circunstancia.

 

Si se precisa calentar el agua más rápido, también disponen de una pequeña resistencia de apoyo, un consumo que una instalación FV con la suficiente capacidad de baterías afronta sin problemas durante el par de horas en que tarda en calentar con la función "impulso". Disponen de una función de programación, de forma que arrancan para tener el agua a la temperatura elegida a una o varias horas, en lugar de encenderse repetidas veces tratando de mantener la temperatura estable (reduce aún más el consumo). Existen versiones de tipo "split" con unidad exterior o compactos, que pueden instalarse en estancias de 15m² ó más pequeña aún, si cuenta con un conducto que suministre aire atemperado desde una estancia mayor. Sus dimensiones son similares a las de un termo convencional -están diseñados para sustituír directamente a éstos-. Actualmente hay modelos de 80 a 200 litros, suficiente para las necesidades de 2-5 personas que usen el agua responsablemente.

 

 

En resumen: ya se dispone de una tecnología asequible, fiable y compatible con instalaciones solares fotovoltaicas para suministrar ACS: reduciendo el gasto eléctrico en hasta un 75% y la potencia demandada hasta un 90%, se puede disponer de 100 litros de agua a 50ºC con apenas 1 kWh de consumo.

 

Resultan más económicos de adquirir e instalar que un captador solar térmico ya que no precisan tirar tuberías hacia el exterior; se adaptan perfectamente a las tomas existentes de agua caliente y fría y no requieren mantenimiento ni una instalación de apoyo, por lo que resultan ideales para demandas de ACS de bajas a moderadas. 

 

*Sólo precisan un enchufe con puesta a tierra, y podrían funcionar en cualquier instalación fotovoltaica con inversor de al menos 1.000W de potencia nominal, siempre que esté dotado con un campo solar de al menos 1 kWp y 11 kWh de capacidad en baterías. Para activar el modo híbrido de calentamiento rápido, la potencia de inversor y capacidad de baterías debería ser mayor.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Síguenos
Please reload

Buscar por tags
Please reload

Archivo
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

© Plus Solar todos los derechos reservados

  • Facebook Clean
  • Google+ Clean