Autoconsumo con

acumulacion (2)

Existen múltiples variantes para un autoconsumo con acumulación, cada cual con sus ventajas e inconvenientes, y que resultará más adecuada para según qué demandas. A modo de breve resumen:

Inversor/cargador de aislada con apoyo de red:

Es la más sencilla y económica, pero resulta poco eficiente cuando la energía pasa por las baterías, con sus correspondientes pérdidas durante el ciclo de carga y descarga. Esto mejora empleando baterías de litio, pero los días en que sólo se carga a partir de la red, la eficiencia global no pasa del 75-80%. 

Campo solar a un inversor FV con backup:

Se añade un inversor de red al que se conecta el campo solar, y que alimenta las cargas. Mientras haya sol y la demanda sea inferior a la producción FV, se cubre con ésta. Sin sol, o con mayor demanda eléctrica que generación solar, el inversor/cargador de aislada proporciona la potencia restante desde las baterías o la red. La eficiencia del sistema roza el 98% con sol, mientras que desde la batería sigue siendo del 70-80%, pero el rendimiento promedio mejora sensiblemente.

Inversor FV alimenta a un inversor/cargador:

En este caso el inversor de red se intercala entre ésta y un inversor/cargador. La producción del campo solar se emplea para recargar la batería del inversor/cargador y es éste el que alimenta las cargas bien con la energía solar o, cuando no hay sol o la demanda aumenta, con energía de las baterías o de la red. Esta configuración permite inyectar los excedentes a la red.

© Plus Solar todos los derechos reservados

  • Facebook Clean