Iluminacion LED

La tecnología LED supone un avance en el campo de la iluminación solo comparable al que desató, en su día, la bombilla de filamento.

 

Una revolución a todos los niveles, ya que en pocos años el LED ha pasado de ser una tecnología exótica            al estándar que ya se emplea en la práctica totalidad de aplicaciones de iluminación. Tiene muchas ventajas:

ELEVADA

EFICIENCIA

ENERGÉTICA

Su consumo real coincide con el anunciado.  Convierten en luz más del 90% de la energía, por lo que apenas generan calor.

AHORRO ECONÓMICO

Funcionan con menos potencia contratada, consumen el 50-80% menos y tienen un menor coste de reposición a largo plazo.

MUY BAJO  IMPACTO AMBIENTAL

Reducen la emisión de CO2 y el gasto en climatización. Al no emplear mercurio ni gases raros, generan menos residuos.

LARGA VIDA CON MENOR

DEGRADACIÓN

Al no tener filamentos fungibles no le afectan golpes, vibración ni los ciclos de encendido-apagado.

Vida media mayor de 30.000h.

ILUMINACIÓN DE CALIDAD

Encendido instantáneo, luz sin parpadeo y flujo luminoso casi constante tras años de uso. Muy buena reproducción cromática. 

Por su bajo consumo y su elevada eficiencia luminosa, Plus Solar sólo recomienda e instala iluminación LED en sus montajes.

  

Permite reducir la potencia usada para iluminación, lo que es fundamental en instalaciones abastecidas a partir de energía solar.

  

También nos permite conocer cual será el consumo real, (a diferencia de tubos y lámparas fluorescentes compactas, que consumen entre 25 y 50% más que su potencia nominal, y además aumenta a medida que envejecen y se foguean).

Finalmente, la tecnología LED permite casi olvidarse del cambio de lámparas: una vez instaladas no requieren más mantenimiento. 

Ejemplo: Conseguimos iluminar ésta nave de 600 m² con menos de 500W (6 focos LED COB de 80W con rendimiento de 100 lm/W). Ya hay lámparas  LED que superan los 120 lm/W, lo que permitiría más luz o bajar potencia.