Autoconsumo con

conexion a la Red

 Esta tipología de instalación permite cubrir parte o toda la demánda eléctrica que se produzca durante las horas de luz en días soleados (en el centro de España superan los 250 al año). Así cada día soleado supone una rebaja en la factura eléctrica mensual.   

  

El autoconsumo directo emplea prioritariamente energía recogida en la propia instalación; de requerirse más, cubre el desfase con energía de la red. No precisa de baterías, por lo que es un 40-50% más económica que una instalación aislada de igual potencia. Tras la entrada en vigor del R.D. 244/2019, los excedentes vertidos a red pueden compensar la energía comprada, reduciendo aún más la factura y permitiendo una rentabilidad más rápida. 

 

Diseñamos con esmero el campo solar buscando montajes eficientes, que generen cuanta energía sea posible en invierno, -en verano es fácil que sobre-, y donde cada watio-pico instalado rinda al máximo.

 

De hecho, llenar cubiertas con módulos sin más criterio que instalar cuanta más potencia sea posible no sólo sale caro; puede resultar difícil de amortizar si los módulos llegan a sombrearse entre sí -desplomando la producción eléctrica- o se montan planos y apenas rinden en invierno. La merma por diseño deficiente  podría pasar inadvertida, salvo que disponga de herramientas adecuadas para monitorear la instalación.   

En viviendas residenciales, el autoconsumo directo supone un notable ahorro si se concentran o programan los consumos fuertes durante las horas de sol, o cuando hay demandas  intensivas en verano (piscina,  aire acondicionado...)

Si su consumo en particular se concentra en invierno o en horas nocturnas, el margen de ahorro será muy escaso; solo en casos específicos, el autoconsumo con acumulación de energía podría ser una opción a considerar. 

© Plus Solar todos los derechos reservados

  • Facebook Clean