Autoconsumo con

conexion a la Red

 Este tipo de instalación cubre la parte del consumo eléctrico que se produzca durante las horas de luz en días soleados (en el centro de España, son la mayoría). En un autoconsumo, cada día con sol supone una rebaja en la factura eléctrica mensual.   

  

Una instalación de autoconsumo directo no requiere baterías ya que consume su producción eléctrica, por lo que resulta hasta un 40-50% más barata que una instalación aislada de igual potencia: sólo precisa de módulos y un inversor de conexión a red. Tras la entrada en vigor del R.D. 244/2019, los excedentes vertidos a red pueden compensar la energía comprada, reduciendo aún más la factura y ayudando a rentabilizar más rápido la instalación.

  

Nuestros montajes incluyen un esmerado diseño del campo, aprovechando al máximo cada watio-pico instalado. No se trata de llenar cubiertas con módulos fotovoltaicos, sino de diseñar un sistema robusto y eficiente que funcione tanto en invierno como en verano.

Cubrir techos planos con módulos en horizontal, o disponer hileras demasiado próximas sin otro criterio que instalar la mayor potencia posible, puede ser incluso contraproducente si los módulos llegan a sombrearse con el sol bajo -invierno, salida o puesta del sol-, ya que la generación eléctrica puede derrumbarse durante muchas horas.

En viviendas residenciales, el autoconsumo directo supone un notable ahorro si se concentran o programan los consumos durante el día, o si hay gastos  intensivos en verano (piscina,  aire acondicionado...)

Si su consumo en particular se concentra en invierno o en horas nocturnas, el margen de ahorro será muy escaso; solo en ciertos casos, el autoconsumo con acumulación de energía. podría ser una opción a considerar. 

© Plus Solar todos los derechos reservados

  • Facebook Clean
  • Google+ Clean